Los radioaficionados están salvando Puerto Rico tras el huracán

Puerto Rico está devastada a causa del huracán María. Todas las infraestructuras se han caído, pero los radioaficionados están marcando la diferencia.

El “Estado Libre Asociado de Puerto Rico” ha sido uno de los mayores damnificados del huracán María. Pasó hace 8 días por el país, dejando 16 víctimas mortales, y los daños que ha causado son incuantificables. Existe una gran crisis para conseguir agua, electricidad, combustible o comida. Algo que, por supuesto, también ha supuesto la caída de las comunicaciones.

La cobertura para hacer llamadas es otra de las cosas que han dejado de existir en todo Puerto Rico. Regiones enteras de la isla están incomunicadas, y el único modo de comprobar cómo están es dirigirse a ellas. Lo máximo que tienen son 250 teléfonos por satélite en manos de los alcaldes para mantener el contacto. Pero los radioaficionados estarían siendo grandes aliados en esta situación.
Existe una comunidad de radioaficionados y radioperadores en Puerto Rico que, con generadores y baterías, están emitiendo por toda la isla. La Cruz Roja estadounidense ha llevado a 50 operadores de radio expertos a Puerto Rico por esta razón, según recoge CNN. Operadores como Oscar Resto intentan compartir información sobre posibles peligros, informes o necesidades en la zona.

Y esto no sólo está pasando en Puerto Rico. Todo el Caribe está emitiendo gracias a los radioaficionados. Y los mensajes que se transmiten son de todo tipo. Incluso algunos sólo piden transmitir mensajes a sus familias, para hacerles saber que están bien.
Todo esto ha hecho que los radioaficionados estén trabajando junto a las fuerzas del orden para transmitir información a diferentes puntos del país. Y lo mejor es que ya se han presentado 350 radioaficionados más como voluntarios para ir a ayudar a Puerto Rico.

La radio, un recurso valioso y olvidado

Lo cierto es que la radio es una de las mejores formas de mantener el contacto en desastres y otras situaciones de emergencia. La radio no necesita de repetidores o equipamiento susceptible a huracanes o inundaciones. Existen muchos aficionados con equipo para emitir señales de radio, y encontrar una radio donde escuchar estas frecuencias es relativamente sencillo.

Un buen ejemplo de esto ha sido la petición de la FCC a Apple para desbloquear la radio de los iPhone en época de huracanes. Apple ha respondido indicando que no es posible en el lado técnico. Pero es un ejemplo más de la utilidad de la radio. Si ya no podemos recibir retransmisiones de emergencia a través de redes móviles, la radio puede seguir funcionando con normalidad.
Por lo tanto, es irónico que la radio se esté olvidando de esta manera. Puede ser nuestro mejor aliado en situaciones de emergencia, pero hemos migrado a sistemas más avanzados -y complicados de mantener- según ha aumentado nuestro consumo. Y quizás deberíamos pensar más en ella, en vez de quedarse en el coche y poco más.